viernes, 26 de agosto de 2011

JORNADA DOWN

ANO-Sibaté.  Dicen que danzan con el infinito y ríen al mecerse en los columpios de un parque infantil. Yo, corresponsal bélico de ANO, los observo con atención a una distancia  profesional que pretende, ante todo, no involucrarse con el objeto de la noticia. Resulta insoportable este oficio canalla, maldigo apretando los puños para contener el arrebato amoroso que me generan esos tres cuerpos que se mantienen indiferentes ante mi presencia, mientras prosiguen sus risotadas, sus incomprensibles juegos, su lenguaje arcano. ¿Algún día podré acercarme por fin a ellos? ¿Podrán, tal vez, conceder ser mis amigos? ¡Un cromosoma y cuánta separación! Esta guerra ha ganado mi pluma; lo único que puedo cubrir ahora es mi avergonzada cara empañada en lágrimas.

1 comentario:

  1. me encanta..!Un cromosoma y cuanta separacion!

    ResponderEliminar