viernes, 9 de diciembre de 2011

BARRIO POBRE

El Bosanova de los pobres tontos. 
ANO-Bosa. Los ladrones se han empapado de agua pesada. La Central Nuclear que hay afuera de Bogotá ha eruptado líquido malsano. Los dientes de los que se han lavado la boca brillan como luciérnagas de un bolero triste (¿O brillarán por su ausencia?). Entre el barullo, esos ladronzillos de poca monta, porque no tienen escoltas, se suben a los tejados de sus pobres vecinos a robarles sus pobres pertenencias para venderlas en los mercados de pulgas usureras. Pobres ladrones! Lo que se llevan vale menos que las energías que gastan para subir hasta allá. Las aguas inmundas les provocarán linfomas de Hopkins y morirán miserablemente, como si fueran unos apestados de la peste negra que azotó Europa. Un poco más, dijo el cantante que le daba mercurio a los ladrones enfermos. En Venecia, Bogotá, el agua ha abiertos sus propios canales y la espumaraja llena de metales pesados que flota se convierte en la única nieve que habrá esta navidad. Feliz año para ti, feliz año pa' mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada